January 2, 2017

Ácido Pantoténico

El ácido pantoténico es una vitamina, también conocida como vitamina B5. Se encuentra ampliamente distribuida tanto en el reino vegetal como animal y abunda en la carne, las verduras, los granos de cereales, las legumbres, los huevos y la leche.

El ácido pantoténico tiene una larga lista de usos tales como para el acné, el alcoholismo, las alergias, la calvicie, el asma, el déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el autismo, el síndrome de ardor en los pies, las infecciones por hongos, la insuficiencia cardíaca, el síndrome del túnel carpiano, las afecciones respiratorias, la enfermedad celíaca, la colitis, la conjuntivitis, las convulsiones y la cistitis.

También, puede ser usado para combatir la caspa, la depresión, la neuropatía diabética, mejorar el funcionamiento del sistema inmune, para mejorar el rendimiento atlético, para infecciones en la lengua, para las canas, los dolores de cabeza, la hiperactividad, el azúcar en la sangre, la dificultad para dormir (insomnio), la irritabilidad, la presión arterial baja, para la esclerosis múltiple, la distrofia muscular, para los calambres musculares en las piernas asociados con el embarazo, para la neuralgia y la obesidad.

Un amplio uso se asocia a la osteoartritis, la artritis reumatoide, la enfermedad de Parkinson, el síndrome premenstrual (PMS), hipertrofia de la próstata, para la protección contra el estrés mental y físico y la ansiedad, para reducir los efectos adversos de la terapia para la tiroides en el hipotiroidismo congénito, para reducir los signos del envejecimiento, para reducir la susceptibilidad a los resfriados y otras infecciones, para el retraso del crecimiento, para el herpes zóster, los trastornos de la piel, para estimular las glándulas suprarrenales, para el síndrome de fatiga crónica.

El ácido pantoténico es importante para una correcta utilización de los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos.

La jalea real contiene cantidades significativas de ácido pantoténico.