December 31, 2016

Biopuntura

La Biopuntura es una nueva técnica terapéutica que consiste en inyectar productos biológicos (como productos homeopáticos y herbales) en puntos específicos. La palabra Biopuntura se origina al combinar el uso de bioterapéuticos [bio-] con acupuntura [-puntura]. La mayoría de estas inyecciones son aplicadas bajo la piel o en los músculos.

Los productos bioterapéuticos más utilizados son los producidos por el Laboratorio Heel (Alemania), como Traumeel, Artrozeel, Lymphomyosot, Mucosa Compositum, Coenzyme , Árnica, Caléndula, Echinacea, Nux vomica , etc. Cada ampolla tiene su propia característica terapéutica específica. Traumeel, por ejemplo, es utilizado en la biomodulación de las inflamaciones y lesiones deportivas.

La mayoría de los pacientes se sorprenden de lo fácil y rápido que son aplicadas las inyecciones. De hecho, estas inyecciones no pueden ser comparadas con las inyecciones “corrientes” aplicadas en la medicina convencional. Las agujas utilizadas son muy finas y la cantidad inyectada es muy pequeña. La mayoría de ellas son aplicadas bajo la piel, y otras son aplicadas en puntos musculares específicos. Algunos de estos puntos son puntos de acupuntura. También son frecuentes las inyecciones alrededor de las articulaciones o en la zona hepática. Se utiliza material estéril desechable.

Las ampollas usadas en biopuntura son manufacturadas por compañías que pueden garantizar la calidad de producción de sus productos. La mayoría de las ampollas utilizadas son fabricadas en Alemania y están sometidas a una regulación y sistema de control de calidad muy estrictos.

Investigaciones realizadas recientemente en este campo por el Profesor Kirkman (Reino Unido) y el Profesor Heine (Alemania) destacan que la ampollas tienen en su interior una combinación de extractos de plantas en bajas concentraciones, conteniendo más que materia; la información bioenergética necesaria para la estimulación del sistema inmunológico de defensa. La información bio-energética es posible obtenerla a través de copias analógicas las que son producidas con el equipo W-Transfer de origen alemán.

Así es posible por ejemplo, tratar el cuello para un dolor cervical, inyecciones en el tórax para tratar un cuadro obstructivo severo, en el abdomen para tratar una gastroenteritis, en la rodilla para tratar la articulación y así sucesivamente.

Desde la Biopuntura el dolor es visto como una “señal” que el cuerpo emite para informar que algo está funcionando mal. Es similar a una luz roja en el panel de un automóvil. El objetivo no tan sólo será “eliminar la señal dolorosa”, sino buscar la causa que la produce. Para lograrlo hay ocasiones en que es necesario realizar varias sesiones. Si el dolor es reciente, puede ser tratado en dos o tres sesiones, pero si el dolor ha estado ahí en forma crónica por meses o años, puede llevar varias sesiones más.

La Biopuntura es utilizada para problemas ortopédicos menores como dolor de cuello y espalda, lumbociática, esguinces de tobillo, hombro congelado, tendinitis, etc. También es exitosa al tratar lesiones deportivas como codo de tenista, codo de golfista, etc. Además, la Biopuntura no es sólo usada para problemas de dolor. Un área de tratamiento que merece mayor reconocimiento, es en el gran campo de las alergias tales como el asma, eczema y fiebre de heno. Incluso pacientes con artritis, bronquitis, cistitis y sinusitis pueden ser tratadas con esta técnica. También pueden ser tratadas las migraña, osteo-artritis, dolor de cabeza tensional, enfermedad de Crohn, colitis, neuralgia y otros.

El uso de la Biopuntura es interesante para aquellos pacientes que han sido tratados con la medicina convencional, pero que no han tenido éxito. O para aquellos que han dejado de tomar la medicación convencional debido a los efectos secundarios. La Biopuntura es una técnica segura y eficiente en medicina complementaria. Utiliza productos bioterapéuticos para estimular las capacidades de auto curación natural del organismo.