December 21, 2016

Dermatron

El Dermatron es un instrumento de diagnóstico desarrollado por el Doctor alemán REINHOLD VOLL en la década de los ’50. Mide la energía que tienen los meridianos de acupuntura al tocar con un electrodo el punto de medición y control (PMC) deseado. Estos valores pueden indicar normalidad, inflamación o degeneración, lo que permite un diagnóstico de forma rápida y precisa.

La medición se efectúa en puntos particulares de la piel que se reconocen por la elevada conductividad, llamados Puntos de Medición y Control (PMC), los cuales han sido definidos morfológicamente y tienen relevancia desde el punto de vista energético. Se localizan en las manos y pies.

La Organometria Biofuncional (OMBF) o la Electroacupuntura de Voll (EAV), es una técnica que brinda la posibilidad de lograr diagnósticos etiológicos más exactos que permitan hacer un tratamiento causal más efectivo de las enfermedades. La OMBF o EAV se basa en el hecho de que la medida de la resistencia eléctrica de la piel en los puntos de acupuntura (PAC) proporciona información sobre el estado funcional de los órganos relacionados con dichos puntos. A diferencia de la medicina alopática, que otorga especial importancia a las condiciones de los órganos individuales y a sus alteraciones, la OMBF o EAV centra su atención en el equilibrio de la energía que el organismo produce, consume, transforma y que circula por sus órganos, enfocándose específicamente en establecer diagnósticos funcionales.

El Dermatrón mide la resistencia eléctrica de los PMC Los valores normales varían en el rango de 40-60 uA (microamperios) y se consideran dentro de los límites de la funcionalidad normal. Los valores por encima de esto son indicativos de procesos patológicos usualmente dentro del terreno de la inflamación. Los valores bajo de los parámetros normales, indican procesos degenerativos. Mediante este examen pueden detectarse enfermedades incipientes, aun antes de que se presenten las manifestaciones clínicas, en la etapa en que solo existe un desequilibrio energético y los daños a los órganos ò sistemas no se han manifestado lo que permite la práctica de una verdadera medicina preventiva.

Para realizar una medición adecuada, tanto el paciente como el médico deben despojarse de joyas y objetos metálicos del cuerpo. No debe realizarse el examen en pacientes con marcapasos.