December 31, 2016

Plasma Activado rico en Plaquetas

Es un producto que se obtiene por centrifugación diferencial de sangre extraída del mismo paciente, logrando un producto concentrado de plaquetas (entre las 600.000 a 1.500.000 x mm3 de plaquetas), que al combinarse con cloruro de calcio produce la liberación de los factores de crecimiento plaquetarios.

Varios estudios han demostrado que los factores de crecimiento plaquetario liberados poseen variadas propiedades:

  1. Inducir Mitógenesis (Aumento de número de Células involucradas en la reparación tisular).
  2. Inducir Angiogénesis (generando nuevos capilares y vascularizando la reparación tisular)
  3. Regular y estimular la liberación de factores de crecimiento de otras células que promueven la síntesis de fibroblastos y osteoblastos.

El Plasma Activado Rico en Plaquetas (PARP) es utilizado mediante la técnica de Mesoterapia, en las zonas más flácidas del rostro y del cuello, estimulando la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad. El Plasma Rico en Plaquetas también se utiliza en el tratamiento de la celulitis. Es una técnica ambulatoria sencilla, que activa de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel.

Su uso se recomienda a partir de los 30 años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimiento son visibles. Se puede aplicar tanto como tratamiento preventivo de una piel joven, como tratamiento restitutivo en una piel envejecida.

El número de sesiones (protocolo) con PARP es específico para cada paciente en función del grado de envejecimiento y de las características de su piel que varían de 2-3 sesiones. La mejoría es apreciable desde los primeros días y es máxima a los 20 o 30 días, manteniéndose estable muchos meses. El resultado de la última sesión dura aproximadamente 1 año, momento en el que será necesaria una sesión de refuerzo.

Previo a su uso es necesario conocer de antemano la carga de radicales libres (RL)   existentes  en el organismo. Al observarse  una carga de  RL elevada será necesario terapias de drenaje y desintoxicación para un mejor resultado. Con esta técnica, quedan descartados los efectos adversos puesto que el PARP es un preparado realizado con la propia sangre del paciente (AUTÓLOGO), evitando de esta forma, el riesgo de infección o transmisión de enfermedades, reacciones alérgicas y además, por su composición rica en factores hemostáticos, evita la formación de hematomas. No existe ningún tipo de reacción alérgica por ser obtenido del propio paciente.

Con las actuales  centrífugas todo el procedimiento, desde la extracción hasta el preparado, dura aproximadamente 30 minutos. La aplicación clínica  dura aproximadamente 20 minutos. Mediante la inyección intradérmica de PARP se incrementa la proliferación fibroblástica de la piel y se produce su  bioestimulación, restaurando la vitalidad cutánea, aumentando  su grosor, recuperando  la consistencia elástica, mejorando  la afluencia vascular, estimulando las secreciones e incrementando la tersura y apariencia externa de la piel.

Con aplicaciones de PARP en Mesoterapia es posible el tratamiento de arrugas, elastosis, discromías y  alopecia. También se puede aplicar PARP en cicatrices y queloides. Como inyección subdérmica es útil para el tratamiento de los surcos pronunciados de la cara, en  depresiones del cutis, en cicatrices y en zonas de  fibrosis, entre otras.