December 31, 2016

Terapia Neural

La terapia neural (TN) es el método terapéutico que utiliza un neural terapéutico como la Procaína a diferentes niveles del Sistema Nervioso (SN) para el tratamiento de enfermedades agudas o crónicas. Es un método científico que elimina los campos interferentes (CI)  nocivos del organismo y permite el libre flujo de la  energía corporal, lo cual trae como consecuencia que el paciente retome su propio orden o ritmo que hace innecesaria la presencia de la enfermedad y lo armoniza con él mismo y con la naturaleza.

La TN fue descubierta por casualidad por los médicos alemanes Ferdinan y Walther Huneke, cuando trataron a su hermana Katha de una migraña muy persistente con Impletol, preparado  que contenía Procaína y Cafeína, provocando su mejoría y demostrando con ello que la Procaína actuaba en el Sistema Nervioso Vegetativo.

Algunos años más tarde, Ferdinan Huneke observó otro fenómeno que le llamó la atención y cuyo resultado fue motivo de muchas controversias. Se trataba del “Fenómeno en Segundo” que se observó por primera vez en 1940 en una enferma que padecía de una periartritis escapulohumeral de evolución crónica con un dolor muy intenso. Los médicos de la época intentaron eliminar todos los focos infecciosos, tales como las amígdalas, dientes, vesícula biliar, apéndice y como último recurso le habían propuesto la amputación a nivel de la pantorrilla izquierda donde había sufrido de niña una osteomielitis. Antes de sufrir esta mutilación quiso probar suerte con los hermanos Huneke que ya gozaban de fama en casos difíciles. Todos los tratamientos realizados, al principio no obtuvieron ningún resultado, al extremo que la enferma marchó desilusionada, pero poco tiempo después volvió porque se la había inflamado como casi cada año, la cicatriz de la pantorrilla, provocándole un prurigo insoportable. Como Huneke conocía el efecto antiinflamatorio de la procaína, le administró una infiltración directamente en la cicatriz inflamada. El resultado sorprendió a ambos porque casi en el mismo instante desapareció el prurigo y la inflamación local, pero al mismo tiempo el dolor en el hombro, tan radicalmente que podía mover el brazo en todas direcciones. A esta reacción se le denominó como  “Fenómeno en Segundo”.

Posteriormente nombres como el Profesor Alfred Pischinger, el célebre Doctor Peter Dosch, el Doctor Fleckenstein y el Doctor Kibler en Alemania fueron explicando el mecanismo de acción de la TN.

En la TN cobra real importancia la Matriz Extracelular descubierta por el Profesor Alfred Pischinger y colaboradores de la Universidad de Viena quienes demostraron que este espacio intersticial es el lugar vital por excelencia. Ahí se encuentran todas las facetas indispensables para regular las funciones vitales (Sistema Básico de Pischinger). Los capilares y vías linfáticas se encuentran controlados por terminales simpáticos que regulan la temperatura, el oxígeno, el potencial celular con los iones y el metabolismo y química básicas. Las células parenquimatosas de los órganos solamente trabajan en forma impecable u óptima en un Sistema Básico morfológica y funcionalmente intacto. El Sistema Básico de Pischinger es una prolongación del Sistema Nervioso Vegetativo.

El factor más importante a mantener es el potencial de membrana celular que debe mantener una constancia de -90 mv. La escuela vienesa ha demostrado que los procesos crónicos provocan un desgaste energético con una disminución del potencial de membrana que puede llegar hasta cero. La procaína aporta un potencial de 290 mv, provocando la repolarización de la membrana celular, y con ello poner a la célula de nuevo en condiciones para cumplir con su función reguladora.

A veces en el organismo permanecen los recuerdos de alguna inflamación, intoxicación, cicatriz, infección o trauma que permanecen almacenados en una especie de memoria en el SNC o en los nervios periféricos y es la causa de que en un momento dado pueda ocurrir una sobrecarga del Sistema Básico denominada como “Segundo golpe de Speransky”, por excesivo stress o una afección gripal, por ejemplo, y se presenta una enfermedad cualquiera, por tanto, es necesario investigar a qué niveles del Sistema Nervioso están esos recuerdos, llegar hasta ellos y colocar impulsos que permitan que el organismo los borre o transforme y se normalice, constituyendo esto la base de la terapia neural. Impulsos con procaína en el Sistema Básico y en el Simpático, pueden llegar a cualquier parte del organismo. Con la TN es posible realizar diversos tipos de tratamiento tales como:

  1. Tratamiento local. Se lleva a cabo en el tejido lesionado, como por ejemplo, lesiones de cicatrización retardada –se realizan en el tejido celular subcutáneo y bordes de la lesión- y esguinces –se realizan en el sitio de máximo dolor en el ligamento
  2. Tratamiento en el segmento. La infiltración se realiza en tejidos del segmento lesionado.
  3. Infiltración subcutánea. Se usan para el tratamiento de gelosas, puntos gatillos, zonas edematizadas. Se realiza una pápula en la piel. Cada inyección produce una serie de reacciones generales inespecíficas, independiente del sitio de la punción. El efecto puede acrecentarse si además inyectamos aire (las preferimos en este caso en afecciones cardiopulmonares, paraesternales, paravertebrales para la sacrolumbalgia y en la cercanía de úlceras de las piernas). Las infiltraciones subcutáneas se realizan en el cuero cabelludo, paraesternales, paravertebrales, región epigástrica, región hipogástrica, región sacra, sobre articulaciones enfermas y sobre la piel afectada.
  4. Infiltración intramuscular. Se realiza fundamentalmente en puntos gatillos.
  5. Infiltración pre-periostal. Se realiza en fracturas, zonas dolorosas del periostio y en tendinitis de inserción.
  6. Infiltración intra-articular. Sólo muy raras veces se hacen necesarias. En la mayoría de los casos, resolvemos la situación con pápulas y pequeñas infiltraciones alrededor de la articulación (periarticulares)
  7. Infiltración perineural o perivascular. Se realizan alrededor del paquete vásculo-nervioso.
  8. Inyecciones intravasculares. Se realizan en los vasos arteriales o venosos del tejido lesionado.
  9. Inyecciones en los ganglios nerviosos. Resulta efectiva en el Síndrome de distrofia simpático refleja o Síndrome Doloroso Regional Complejo (SDRC).

Los principales efectos farmacológicos de la Procaína son:

  1. Es un Regulador del Sistema Nervioso Vegetativo
  2. Alivio del dolor
  3. Reduce la temperatura
  4. Efecto espasmolítico.
  5. Regula la circulación
  6. Inhibe la inflamación
  7. Tiene acción antialérgica
  8. Acción Vasodilatadora.
  9. Estimula la diuresis.
  10. Ejerce una influencia directa sobre las funciones vitales celulares, la protege de la despolarización electrostática y le permite a la célula descargada, recargar el potencial fisiológico.

Después de un tratamiento con TN, puede aparecer fiebre y malestar, diarreas o inflamaciones en el sitio de las inyecciones. Estas reacciones pueden ser beneficiosas ya que demuestran que el organismo está recuperando su capacidad de autocuración. Es lo que se denomina como “crisis curativas o vicariacion”. No son cuadros graves y no deben provocar alarma innecesaria. Se debe prescribir reposo y compresas de hielo en el sitio inflamado.

Es muy importante alertar al paciente sobre la posibilidad de estas reacciones, la conducta que éste debe tomar y acudir a control si no cedieran.